Inicio > Recursos > News & Events > News > El coste oculto de los decodificadores stream en Digital Signage
Navegación
 

El coste oculto de los decodificadores
stream en Digital Signage

El coste oculto de los decodificadores stream en Digital Signage

Por Mario Avila

¿Por qué cada vez hay más gente contratando Digital Signage?

Una de las razones es la caída de los costes iniciales. Recientemente, he visto un reproductor en Google Shopping aproximadamente por 185 €. Es más barato que dos entradas para un concierto de rock de primera fila y puede ofrecer mucho más que unas pocas horas de entretenimiento. El reproductor de bajo coste ofrece una oportunidad para aumentar los ingresos del negocio.

¡Anda! ¿Aumentar los ingresos por solo 185 €? Antes de que se decida, tenga en cuenta que hay una razón por la cual estas instalaciones de Digital Signage son tan baratas.

A diferencia de los reproductores Digital Signage basados en PC (procesadores x86, disco duro, etc.), estos económicos reproductores están basados en aplicaciones y reúnen el contenido mediante streaming a través de una red de datos. Con diseños de contenido simples, este no es el problema. El problema viene, cuando el contenido Digital Signage es transmitido por una red inalámbrica y los costes de datos pueden aumentar la factura si usted no tiene cuidado.


Los costes de datos pueden elevarse rápidamente con el tiempo

Supongamos que una empresa quiere instalar tres reproductores media de 3G a un precio de €185 en su red de negocios. Imaginemos que la compañía quiere tener páginas Web, videos y fotos como parte de su contenido. Utilizando una calculadora podremos tener una rápida estimación de los costes.*

Supongamos que los tres reproductores están en funcionamiento un total de 12 horas al día. Durante este tiempo, estos tres reproductores transmiten cinco páginas Web, 60 minutos de vídeo y 50 fotos (no contaremos con la fuente de alimentación RSS, Twitter y cuadros de texto). Para los tres reproductores, el uso de datos total sería 18GB/mes (6GB por reproductor).

Estos datos son fundamentales por una razón: el coste adicional de los datos. Las tarifas de datos para empresas usando una red WiFi pueden costar más de 75 € por 10 GB; Además, los datos adicionales pueden tener un coste de 15 € por 1 GB adicional. Teniendo en cuenta todo lo anterior, el coste total serían 120 € al mes. Con lo que el gasto mensual sería de 185 €. Multiplicando este número por año hace un total de más de €2.220 por los tres reproductores. De repente, esos reproductores "baratos" se han convertido en caros.

Añadiendo los costes adicionales de los reproductores, el coste total por la instalación Digital Signage para el primer año equivale 2.750 €. Otro elemento a tener en cuenta es que estos cargos de datos no fluctúan demasiado. Por lo tanto, se puede deducir que una instalación Digital Signage de tres reproductores puede costar más de 7.500 € durante tres años de actividad. Hay otros reproductores que no utilizan la transmisión de decodificación; Sin embargo, son más caros inicialmente.


Los reproductores Digital Signage sin costes ocultos

Si su empresa no puede permitirse ser sorprendida con los costes operacionales que se suman con el tiempo, decídase por un sistema Digital Signage iCOMPEL y realice la inversión una sola vez. Usted sólo pagará un coste inicial. Todo el software Digital Signage viene preinstalado y las actualizaciones son gratuitas. No se requieren de costosas licencias año tras año.

Además, el reproductor Digital Signage basado en PC funciona nada más sacarlo de la caja y dispone de funciones personalizadas que le hace perfecto para aplicaciones sofisticadas a gran escala.

En resumen, ¿qué reproductor Digital Signage elegiría para su próxima instalación?


*Los cálculos de los datos están basados en una herramienta de estimación de las empresas más destacadas de telecomunicaciones.




Share |