Inicio > Recursos > Technical > Black Box Explica > KVM > Qué es un conmutador KVM
Navegación
 

¿Qué es un conmutador KVM?

Black Box Explica

Definición de conmutador KVM

Los conmutadores KVM son dispositivos que permite, a uno o múltiples usuarios, el acceso fiable a múltiples ordenadores con diversos canales de vídeo y una combinación de periféricos USB. Algunos conmutadores KVM están diseñados para conectarse a miles de servidores y usuarios e incluso son «Plug and Play», de modo que podrá añadir y desconectar usuarios y servidores casi tan rápido como conectar y desconectar los cables.

¿Qué hace y para qué se utiliza un conmutador KVM?

Los conmutadores KVM procesan diversas señales de vídeo y periféricos, y proporcionan una única salida a una sola pantalla, teclado y ratón o viceversa (conmutador KVM inverso). La conmutación KVM permite a los operadores acceder rápidamente a varias fuentes de datos informáticos o señales AV. La tecnología es independiente del sistema operativo utilizado y transparente a todas las aplicaciones. Los escenarios de aplicación más comunes incluyen la conmutación de escritorios en oficinas, imágenes médicas, broadcast, postproducción y centros de mando y control. Muchas empresas disponen de salas de servidores con docenas e incluso cientos de servidores. Esta cifra podría llegar a miles en centros de datos. En este escenario, el personal IT podrá controlar todos los servidores que hay conectados a un conmutador KVM con solo un teclado, monitor y ratón. Esto le ahorrará mucho tiempo, permitiéndoles completar los procesos incluso más avanzados con facilidad.

Usos de un conmutador KVM

  • Control de múltiples ordenadores

    Ahorre tiempo mediante la centralización del control de sus ordenadores y servidores con un solo teclado, monitor y ratón. Esto ayuda a maximizar la productividad y las capacidades de visualización, además de mejorar el conocimiento de la situación al permitir la recolección rápida de datos de varios ordenadores simultáneamente.

  • Acceso a ordenadores multiusuario

    Los conmutadores KVM permiten que varios operadores accedan a uno o varios ordenadores de forma compartida, facilitando el acceso a los datos de forma matricial para compartir información y tomar decisiones de forma más rápida.

  • Control de varios sistemas operativos

    Los conmutadores KVM son independientes del sistema operativo y por lo tanto ofrecen acceso a múltiples sistemas operativos como Mac OS, Linux y Microsoft Windows. Esto es muy útil para operadores que necesitan acceder a múltiples sistemas operativos sin tener que sufrir largos tiempos de conmutación

Icono del boletinSuscríbase a nuestro newsletter
para estar informado sobre nuestros últimos vídeos y soluciones KVM.

Tipos de conmutadores KVM

Hay varios tipos de conmutadores KVM que pueden transmitir múltiples señales: VGA, DVI, HDMI, DisplayPort, USB 2.0 transparente y 3.1, audio digital o analógico, así como formatos de señales serie, como RS232. Los conmutadores KVM pueden combinarse con extensores KVM, transmitiendo señales por cable CATx, cable de fibra óptica o red IP. Los tipos de conmutadores KVM pueden diferenciarse por los siguientes criterios:

Por tipo de conectividad:

Conmutadores KVM de sobremesa

Los conmutadores KVM de sobremesa por lo general disponen opciones de conmutación de entre 2 y 8 PC con uno o incluso dos monitores. Hay disponibles conmutadores KVM para casi todos los tipos de conectores de pantalla, incluidos VGA analógico, interfaces digitales como DVI, DisplayPort y HDMI. Los conmutadores KVM de sobremesa además proporcionan conectividad para HID, como por ejemplo teclados y ratones por USB 1 / 2 / 3 o PS/2 heredado. Algunos también ofrecen opciones de conmutación entre entradas y salidas de audio (integrado) digital. Puesto que no suelen ser de grandes dimensiones, pueden colocarse en una mesa de trabajo, colocados detrás de una pantalla (montaje VESA) o debajo de una mesa.

Los conmutadores KVM matriciales (conectividad por cable CATx, fibra o red IP)

Los conmutadores KVM matriciales se utilizan para conectar diversos usuarios con varias fuentes, como por ejemplo PC y servidores. El término matriz deriva del hecho de que los usuarios pueden acceder a varias fuentes dentro de una red KVM gestionada, creándose una matriz de varios puntos remotos conmutables. Las matrices KVM por lo general ofrecen un número específico de puertos para conectar todos los puntos remotos a través de un medio de transmisión que puede ser cable CATx o fibra, utilizando un protocolo de transmisión propietario o IP. Los conmutadores KVM matriciales suelen combinarse con extensores KVM para conectar todas las máquinas y usuarios correspondientes a distancias cortas o largas (CATx: por lo general < 150 m. Fibra: >150 m < 20km). Existen una gran cantidad de diferentes tipos de conmutadores KVM matriciales que van desde conmutadores centrales con puertos fijos a modulares, utilizando tarjetas o incluso sistemas IP basados en cero clientes que no requieren una unidad central de conmutación propietaria y proporcionan un mayor nivel de escalabilidad. Además existen una amplia gama de pantallas, periféricos e interfaces de audio compatibles, como por ejemplo VGA analógico, SDI, Video Compuesto, DVI digital, DisplayPort, HDMI, USB 2.0 / 3.1, PS/2, comunicaciones serie RS232, Infrarrojos, audio digital y analógico, etc.

Conmutadores KVM por IP

Los conmutadores KVM IP permiten a los usuarios controlar varios PC por IP, estén donde estén y en cualquier momento, con acceso remoto integrado por IP. Estos conmutadores permiten monitorizar y controlar múltiples PC y servidores en una red IP dedicada, una red local (LAN) o incluso a través de Internet. Este tipo de conmutadores, por lo general, están pensados para instalaciones de tamaño mediano a grande y centros de datos donde se requieran que múltiples usuarios gestionen múltiples ordenadores o servidores. Normalmente, las matrices de conmutación KVM se pueden combinar con extensores KVM para permitir el acceso desde varias consolas a diversas salas, edificios o incluso campus.

Obtenga más información sobre conmutadores KVM por IP de Black Box:

Por tipo de distribución de señales:

Conmutadores KVM HDMI

Los conmutadores KVM HDMI ofrecen conmutación de señales HDMI sin comprometer la calidad del vídeo. Estos conmutadores ofrecen tiempos de conmutación cortos, sin retardos. Son ideales en aplicaciones de tipo broadcast, sanidad, Digital Signage interactiva, cine en casa e incluso automatización industrial.

Más información sobre conmutadores KVM HDMI de Black Box:

Conmutadores KVM DVI

Los extensores KVM DVI están diseñados para proporcionar una experiencia de vídeo digital fiable, superando las limitaciones de los formatos analógicos heredados, como VGA. Estos tipos de conmutadores pueden admitir single o dual link DVI-D o DVI-I y pueden incluso ofrecer compatibilidad hacia atrás con señales VGA analógicas utilizando un conversor de vídeo pasivo o activo. Estos conmutadores son ideales para aplicaciones críticas a nivel empresarial donde se requiere una alta calidad de la imagen digital y una conmutación rápida de hardware redundante, por ejemplo, en centros de reproducción de broadcast, monitorización y control de procesos, laboratorios y centros de datos.

Más información sobre conmutadores KVM DVI de Black Box:

Conmutadores KVM DisplayPort

Los conmutadores KVM DisplayPort son especialmente útiles para compartir periféricos cuando los usuarios deben compartir más periféricos USB entre todos los ordenadores. De esta manera, se puede utilizar un conjunto de teclado, ratón y monitor para trabajar en un ordenador mientras se conectan periféricos USB otros ordenadores. Esto permite a editores, diseñadores y operadores de salas de control acceder a estaciones de trabajo gráficas de alto rendimiento y procesadores de vídeo críticos, ubicados en salas seguras y con temperatura controlada, sin comprometer el rendimiento del sistema.

Obtenga más información sobre conmutadores KVM DisplayPort de Black Box:

Conmutadores KVM VGA

Los conmutadores KVM VGA son ideales para disfrutar de una experiencia de conmutación asequible en tiempo real y sin saltos, y pueden conmutar señales VGA de hasta 1920x 1200. Estos conmutadores admiten conectores de vídeo VGA dobles, triples o cuádruples, ofreciendo un acceso sencillo a múltiples cabezales de vídeo.

Más información sobre conmutadores KVM VGA de Black Box:

Beneficios y aplicaciones de los conmutadores KVM

Existen muchas cosas a tener en cuenta respecto a los conmutadores KVM como por ejemplo el soporte de cabezal único o doble. Los principales beneficios de esta tecnología incluyen:

  • Protección de la red y ciberintrusión mediante conmutadores KVM seguros.

Los conmutadores KVM seguros son dispositivos que permiten el acceso a la red con distintos niveles de seguridad. Esto evita el acceso no autorizado a la red y garantiza el aislamiento de datos multidominio, así como la conmutación restringida y el particionado de vídeo y datos. Al poder aislar entre una red segura y una no segura, los usuarios tienen acceso a ambos sistemas desde una estación de usuario, ahorrando de esta forma espacio y costes. Los usuarios pueden gestionar, solucionar problemas y configurar equipos IT que habitualmente se encuentran en oficinas remotas y racks informáticos: incluidos servidores, blades, switches, routers, aparatos de red, centralitas telefónicas, cortafuegos, equilibradores de carga y unidades de distribución de alimentación eléctrica. Esto es especialmente importante en el caso de operaciones de mando y control, incluidas aquellas del Gobierno, militares y Defensa. Las características más importantes de los conmutadores KVM seguros son la conmutación de puertos segura, el aislamiento de canales de datos, la conectividad USB restringida y la protección de datos de usuario. Obtenga más información sobre conmutadores KVM seguros de Black Box..

  • Configuración de conmutación KVM de monitor doble / multimonitor

  • Los conmutadores KVM de doble monitor y multimonitor están disponibles como conmutadores KVM de sobremesa de un solo usuario y switches KVM matriciales. Esta característica permite a los usuarios disfrutar de una experiencia de sobremesa extendida y al mismo tiempo acceder fácilmente a todos los ordenadores conectados desde una sola consola.

  • Configuración de múltiples PC

    Hay muchas tareas que solo pueden realizarse o llevarse a cabo mucho más fácilmente utilizando un determinado tipo de ordenador. Un ejemplo de esto podría ser una aplicación software diseñada específicamente para MAC OS. Además, es habitual que los usuarios dispongan de ordenadores portátiles para uso móvil y un PC para uso en casa. Al invertir en un conmutador KVM los usuarios podrán conmutar de un dispositivo a otro.

  • Experiencia de escritorio extendido sin comprometer la potencia de procesamiento de la CPU.

    Quienes utilizan ordenadores para tareas exigentes como la edición de vídeo, suelen descubrir que necesitan aprovechar toda la potencia de un ordenador para hacerlo de forma eficaz, lo que significa que el rendimiento se resentiría si utilizasen el ordenador para otras tareas. En los escenarios de postproducción en 4K, se necesitan estaciones de alto rendimiento para conseguir un trabajo efectivo. Al conmutar entre varios ordenadores conectados a un sistema de almacenamiento controlado, varios usuarios pueden compartir el acceso a estaciones de trabajo dedicadas a la edición, modificación de los colores y llevar a cabo efectos visuales. Esto ayuda a ahorrar dinero en hardware y software al tiempo que simplifica la postproducción.

  • Gestión de consola del servidor y solución de problemas de redes.

    La conmutación KVM permite al personal de IT acceder a varios servidores en una sala IT o de servidores y realizar la gestión de dispositivos remotos, el autodescubrimiento de nuevas unidades, el control de acceso de usuarios y al agrupamiento de dispositivos lógicos.

  • Pruebas de software en una configuración con varios sistemas operativos.

    KVM es también fundamental cuando se prueban productos como aplicaciones de software. Los desarrolladores de productos podrían necesitar comprobar el funcionamiento de sus productos con diversos sistemas operativos, para garantizar su correcto funcionamiento en todos ellos. Un conmutador KVM permite el cambio rápido de vistas entre varios sistemas operativos como Windows, Mac OS, Linux o Ubuntu. Los conmutadores KVM permiten testear el software en un sistema real sin necesidad de utilizar recursos hardware adicionales.

  • Gestión remota de archivos

    En combinación con los extensores KVM, los conmutadores KVM permiten a un usuario remoto compartir fácilmente archivos de un dispositivo de almacenamiento masivo ubicado en su puesto de trabajo: una unidad flash USB o un disco duro externo, por ejemplo, a varios ordenadores. Gracias a la reducción del tiempo y de los desplazamientos obtendrá un ahorro importante de costes.

  • Escritorio virtual remoto e Virtual Networking Computing

    La conmutación KVM por IP con Emerald Unified KVM de Black Box permite la ejecución de varias sesiones de escritorios remotos virtuales para controlar varios servidores desde una estación de usuario. Permite el acceso de alta velocidad a aplicaciones como parches del sistema operativo, instalaciones de software y pruebas de diagnóstico. Los operadores podrán mapear DVD y CD-ROM y otros soportes digitales de almacenamiento a un servidor remoto, controlar varios servidores conectados desde la misma sesión de conexión o incluso acceder y distribuir medios virtuales con encriptación de datos.

  • Salvaguarda de equipos IT críticos en un ambiente seguro y climatizado.

    Combinados con extensores KVM, los conmutadores KVM proporcionan acceso a múltiples servidores y PC remotos desde una única interfaz de periféricos y al mismo tiempo se asegura el hardware crítico en un entorno con la temperatura controlada, lejos de las estaciones de trabajo. Los usuarios disfrutan de la misma experiencia en su puesto de trabajo pero sin el ruido, el calor y sin enredos en la mesa..

¿Cuál es el mejor conmutador KVM más adecuado y qué factores he de tener en cuenta al elegirlo?

Es importante considerar cuidadosamente cuál es el conmutador más para su configuración, dependiendo de los requisitos de su aplicación y las características del conmutador. Para seleccionar el conmutador KVM más adecuado a sus necesidades, debe realizarse las siguientes preguntas:

  • Configuración de PC existentes
    • ¿Cuántas CPU puedo conectar? ¿Espera que esta cantidad aumente en el futuro?
    • ¿Qué conexiones de teclado y ratón tienen sus CPU? ¿PS/2, USB o ambas?
    • ¿Qué tipos de periféricos necesita conectar? ¿Se requiere conmutación de audio?
    • ¿Cuántos usuarios hay? ¿Cuántos usuarios tienen que controlar y acceder a varios ordenadores simultáneamente?
  • Formatos de vídeo requeridos
    • ¿Qué interfaces de vídeo desearía utilizar? ¿Vídeo digital (DVI, HDMI, DisplayPort, SDI) o analógico (VGA)?
    • ¿Qué requisitos de resolución de vídeo tiene?
  • Distancia de conexión
    • ¿Qué distancias hay entre los usuarios y los ordenadores? ¿Necesita añadir un extensor a su configuración?
  • Nivel de seguridad de acceso a ordenadores requerido
    • ¿Necesita proporcionar un acceso selectivo a los ordenadores y transferir información con niveles de clasificación de seguridad estrictos?
    • ¿Necesita disponer de opciones de seguridad de red especiales como evitar el acceso no autorizado mediante seguridad con contraseñas?
    • ¿Necesita disponer de opciones de seguridad de red especiales como resistencia ante la manipulación y detección de intrusión?
    • ¿Necesita evitar que la transmisión de datos tenga almacenamientos temporales (buffer) y que pase de un nivel de clasificación a otro?
    • ¿Necesita garantizar el aislamiento de datos?
  • Gestión de redes y solución de problemas
    • ¿Necesita realizar el mantenimiento de dispositivos IT, ejecutar aplicaciones con interfaz gráfica de usuario, solucionar problemas y reiniciar hardware remotamente?
    • ¿Necesita gestionar servidores de misión crítica y dar acceso a muchos usuarios remotos?

Si desea conocer qué conmutador KVM necesita, y cuál es el mejor conmutador KVM que puede comprar para su configuración, visite nuestra página de Conmutadores y extensores KVM. Encontrará recomendaciones, sugerencias y todas las características que debe considerar cuando vaya a comprar un conmutador KVM

¿Necesita más información?
Descargue nuestro White Paper:
La guía completa de extensores y conmutadores KVM

Descargue nuestra guía completa de extensores y conmutadores KVM y obtenga más información sobre:

  • Cómo funcionan los extensores KVM y por qué facilitan el trabajo a usuarios y administradores IT
  • Los errores más comunes al comprar extensores KVM
  • Las principales aplicaciones de los extensores KVM
  • Sugerencias fundamentales para seleccionar un extensor USB o KVM
  • Conmutación vs. Extensión KVM
  • Extensión AV vs. Extensión KVM


Share |